El estreñimiento es un trastorno muy común en los bebés y se caracteriza por la presencia de deposiciones poco frecuentes, dolorosas o con heces duras y de gran calibre que necesitan una tensión excesiva para ser evacuadas. La leche de fórmula puede ser una de las causas de estreñimiento en el bebé. Veamos qué otras causas están implicadas y cómo puede prevenirse.

 

Causas principales del estreñimiento de un bebé

 La deshidratación, la leche de fórmula y la introducción de la alimentación complementaria suelen ser las causas principales del estreñimiento en un bebé.

La dificultad en el control de esfínteres, los cambios dietéticos, los procesos infecciosos locales y la predisposición familiar pueden estar también otros factores implicados en la aparición de este trastorno.

 

Consejos para prevenir y tratar el estreñimiento en bebés

Una hidratación adecuada —la deshidratación lleva al organismo a absorber y retener líquido del alimento del bebé— y una correcta alimentación, preferentemente con leche materna y, en su defecto, con una leche de fórmula adecuada, serán las dos grandes medidas para prevenir el estreñimiento.

Así mismo, en el caso de haber iniciado ya la alimentación complementaria, procurar una dieta variada pobre en alimentos que favorezcan el estreñimiento (p. ej., arroz, manzana, plátano o zanahoria) y rica en los que mejoran el tránsito intestinal (p. ej., avena, cereales integrales, naranja, pera, etc.), será clave para prevenir la aparición de este trastorno.

Cuando la prevención falla, el principal consejo ante un estreñimiento mantenido en bebés es acudir al pediatra. Pero, además, hay una serie de recomendaciones que pueden aliviarlo:

  • Masajear la barriga del bebé suavemente, ejerciendo una ligera presión, en el sentido de las agujas del reloj puede mejorar el tránsito intestinal
  • Realizar ejercicio físico, ya sea moviendo las piernas del bebé como si estuviera haciendo bicicleta, ya sea animándolo a gatear en caso de que ya lo haga, puede facilitar una evacuación adecuada de las heces
  • Bañar al bebé con agua templada pueden utilizarse para relajar al bebé y mejorar su tránsito intestinal

 

¿Qué leche le puedo dar a mi bebé si sufre de estreñimiento?

La mejor manera de alimentar al bebé durante los primeros 6 meses de vida es con leche materna.

En caso de tener que recurrir a la leche de fórmula por el motivo que sea, deberá elegirse la mejor opción, como, por ejemplo, aquella que tenga una mayor cantidad de magnesio, y seguir las pautas de dosificación especificadas en el envase, para asegurarse que la cantidad de agua sea la correcta.

El magnesio mejora la motilidad intestinal y aumenta el peso y el volumen de las heces, por lo que es un buen mineral para prevenir el estreñimiento

En bebés con estreñimiento, tránsito intestinal lento o disposiciones duras, las leches de fórmula antiestreñimiento pueden ser una buena opción al regular el tránsito intestinal gracias a su perfil en minerales y carbohidratos (solo lactosa) específico. Además, modifican el contenido de triglicéridos de las grasas de la leche, lo que disminuye la formación de jabones cálcicos causante del aumento de consistencia de las deposiciones, y permiten reblandecer e hidratar las heces.

A partir de los 4-6 meses, los purés de frutas y verduras, ricos en fibras, serán también una buena opción para mejorar el estreñimiento.

 

Referencias bibliográficas

Ndjitoyap Ndam A, Melchior C, Ducrotté P. Estreñimiento. EMC Tratado de Medicina 2018; 22(3):1-8.
Ortega Páeza E, Barroso Espadero D. Estreñimiento. Rev Pediatr Aten Primaria 2013; supl. (22):61-70.

 

Deja una respuesta

Carrito

Back to Top