Hemorroides

Usted está aquí

Son varices situadas alrededor de la zona anal que producen picores, dolores, sensación de cuerpo extraño y, en ocasiones, incluso pueden sangrar.

Como siempre, lo mejor es evitar su aparición mediante la prevención. En este caso, debes evitar el estreñimiento. Pero si ya padecías de hemorroides antes de quedarte embarazada o ya han aparecido con el embarazo, puedes:

  • Caminar a diario.
  • Tomar baños de asiento tibios- mejoran la circulación de la zona- y aplica paños fríos- disminuyen la inflamación y la sensación de dolor- para calmar la zona.
  • Mantén tu zona perineal (desde la vagina hasta el recto) cuidadosamente limpia.
  • En el caso de que las molestias no mejoren, consulta con tu médico por si fuera necesario y apropiado recomendarte algún tratamiento, como puede ser alguna crema antihemorroidal.