Dolor de espalda

Usted está aquí

Se trata de una molestia muy común. No, esta vez no son las hormonas. La zona lumbar se encuentra sobrecargada y contracturada por el aumento de peso, la relajación de la musculatura abdominal y un mayor sedentarismo. ¿Qué puedes hacer?

  • Cuando te agaches, mantén erguida tu espalda y flexiona tus rodillas.
  • Cuando te sientes, para mantener recta la espalda, colócate un cojín en la zona de los riñones.
  • Mantén recta la espalda y adelanta las caderas.
  • Si te encuentras acostada, colócate una almohada en las piernas. Esto te ayudará a mantener correctamente la espalda.
  • Realiza ejercicios que fortalezcan los músculos de tu espalda y glúteos.
  • Utiliza calzado cómodo durante todo el embarazo.
  • Si ya te sientes contracturada, aplica calor (bolsa de agua caliente, esterilla eléctrica) en la zona dolorida.

Si el dolor es muy intenso, debes consular a tu ginecólogo. No tomes ningún analgésico por tu cuenta.