Tu cuerpo

Usted está aquí

Desde las primeras semanas de embarazo, notarás diferentes cambios en tu cuerpo. Estos cambios son fisiológicos e indican que tu cuerpo se está preparando para albergar una nueva vida. 

Te explicamos los cambios más importantes:

 

 Las hormonas

Cuestión de hormonas

Ya no tienes la regla; aumenta el tamaño de pechos y útero; sientes mareos, fatiga y somnolencia; orinas con más frecuencia; estás más irritable… todo es una cuestión de hormonas que aumentan por la placenta. Concretamente, estas 4 hormonas: la Gonadotropina Coriónica Humana (HCG), la Progesterona, los Estrógenos y el Lactógeno Placentario Humano (HPL).

 

La digestión

Tu aparato digestivo

Disminuye la motilidad del estómago e intestino. Así se incrementa la absorción de nutrientes. Esta es la causa de la posible aparición de estreñimiento, acidez e incluso regurgitaciones.

 

 El peso

Lo que pasa con el peso

Durante el embarazo, aumentarás de peso entre 9 y 12 kg. Normalmente aumentarás de 1,5 a 1,8 kg en el primer trimestre, 3,5 kg más durante el segundo trimestre, y el resto durante el tercer trimestre a razón de 0,4 kg por semana.

Si durante las primeras semanas sufres alteraciones digestivas, como vómitos o náuseas, podrías perder entre 1 y 2 kg. No debes preocuparte, es normal. Lo recuperarás durante las siguientes semanas. De todos modos, consúltalo con tu ginecólogo.

Si tienes sobrepeso al inicio del embarazo, debes controlar y vigilar tu peso para evitar complicaciones al final del mismo y durante el parto. Sin embargo, no debes realizar un régimen demasiado estricto ya que podrías perjudicar el desarrollo de tu bebé. Ese es el motivo por el que debe ser tu ginecólogo quién establezca las medidas dietéticas en tu caso particular.