Fiebre

Usted está aquí

 

¿Qué es?

Se trata de la respuesta del organismo frente a infecciones, inflamaciones y otras causas. Es un sistema de alarma que dispone el organismo y puede significar varias cosas. Lo normal es que su duración no sobrepase los 7 días.
Algunas definiciones elementales son:

  • Fiebre: Es la elevación de la temperatura corporal por encima de 38ºC hasta 40ºC.
  • Hiperpirexia: Cuando la temperatura corporal es superior a 40ºC.
  • Febrícula: Es cuando la temperatura corporal no llega a 38ºC.

¿Qué puedes hacer para ayudar a tu bebé?

  • Si sospechas que tu bebé tiene fiebre, lo primero es ponerle el termómetro para asegurarte.
  • Ofrécele líquidos con frecuencia, en pocas cantidades.
  • No abrigues al bebé, ya que podrías favorecer el aumento de su temperatura corporal.
  • Puedes prepararle un baño templado (nunca frío).

 

Tipos de termómetro

Termómetro de mercurio

Su uso es el más frecuente y el más fiable. Se agita, previo uso, hasta que la línea de mercurio baje a los 35°C. Colócalo debajo de la axila del bebé y apoya su brazo contra el cuerpo para sostenerlo. Espera cinco minutos y retíralo. Las líneas gruesas indican los grados (36°) y las delgadas, las décimas de grado (36, 7°). No olvides que la axila debe estar bien sequita.

Termómetro digital

Es ágil y preciso en la medición. Se utiliza de forma oral, rectal o axilar.

Termómetro electrónico de oído

Mide la temperatura en el interior del conducto auditivo. Se introduce la punta del aparato en el oído, se mueve en forma circular durante uno o dos segundos y se retira cuando emita el sonido. No se aconseja su uso en bebés menores de tres meses.

Tiras térmicas

Se adhieren sobre la frente del niño. No miden la temperatura de forma exacta en los bebés por lo que son los menos adecuados.

Termómetro chupete

Se requiere que el bebé lo sostenga en la boca durante varios minutos, sin moverse. No se recomienda su uso en bebés menores de tres meses.