Estreñimiento

Usted está aquí

¿Qué es?

Es un trastorno muy común que provoca dificultad para vaciar de forma regular el colon y recto. Aparecen heces duras, infrecuentes y evacuadas con dificultad o de forma incompleta.

¿Qué síntomas presenta el bebé?

Heces duras, dolor y llanto unos diez minutos antes de cada deposición, distensión abdominal, reducción de las deposiciones, inapetencias y cansancio.

¿Qué lo provoca?

Cambios dietéticos, dificultades iniciales en el control de los esfínteres, procesos infecciosos locales y también predisposición familiar.

¿Cómo puedes ayudar a tu bebé?

  • El masaje abdominal ayuda a madurar el sistema gastrointestinal del bebé y a regularlo.
  • Con un baño templado el bebé se relajará y mejorará su tránsito intestinal.
  • Si el bebé toma leches infantiles, es importante seguir las pautas de dosificación especificadas en el envase, para asegurarse que la cantidad de agua es la correcta.
  • Utiliza una leche infantil que no favorezca el estreñimiento. Aquellas que incorporan una cantidad mayor de magnesio mejoran la motilidad intestinal y aumentan el peso y volumen de las heces.
  • A partir de los 4-6 meses se puede iniciar el consumo de purés de frutas y verduras, ricos en fibras.
  • Dependiendo de la edad del bebé, algunos de los alimentos ricos en fibra deben incluirse en su alimentación como: naranja, lechuga, espinacas, lentejas, avena y cereales integrales.
  • Controla el consumo de alimentos que provocan heces duras como el plátano, la manzana sin piel, la zanahoria o el arroz.
  • Debes saber que existen fórmulas especialmente diseñadas para ayudar a reblandecer e hidratar las heces.