Cólicos

Usted está aquí

¿Qué son?

Un proceso frecuente que afecta a 1 de cada 4 bebés durante los primeros meses, y que suele iniciarse entre las primeras 2 y 4 semanas de vida.

¿Qué síntomas presenta el bebé?

Llanto inconsolable, irritabilidad, agitación, y dolor abdominal. Los periodos de llanto generalmente suceden durante la tarde o noche.
Además del llanto, otros síntomas del cólico son la expulsión excesiva de gases, el aumento del tono muscular y la distensión abdominal, así como la flexión de las piernas sobre el abdomen.

¿Qué los provoca?

Inmadurez del sistema digestivo, intolerancia a las proteínas de la leche de vaca y/o lactosa, regurgitaciones, estreñimiento e incluso factores psicológicos (ansiedad de los padres,…)…

¿Cómo puedes ayudar a tu bebé?

  • Mantén la calma, convéncete de que se trata de un proceso pasajero.
  • Cuando alimentes al niño mediante lactancia materna, procura que no rebase los 10 minutos. Si es mediante biberón, colócalo lo más vertical posible para evitar que se introduzca aire.
  • Durante la expulsión del eructo conviene que lo mantengas en una postura vertical (cogido en brazos), e inclínalo alternativamente en ambas direcciones.
  • Existen fórmulas anti cólicos y fórmulas confort diseñadas para actuar sobre los posibles factores desencadenantes del cólico del lactante. Las fórmulas anti cólicos están dirigidas al tratamiento del cólico del lactante, producido fundamentalmente por exceso de gases, mientras que las fórmulas confort pretenden solucionar todas las molestias que incomodan al lactante y provocan su llanto (cólicos, regurgitaciones o estreñimiento).