Introducción de alimentos

Usted está aquí

Durante sus primeros meses de vida, tu bebé se alimentará exclusivamente de leche. Poco a poco, deberás introducir alimentos hasta conseguir una dieta diversificada. Se trata de un proceso apasionante y divertido en el que tu bebé irá descubriendo nuevas texturas, sabores y aromas de tu mano. Disfrútalo.

 Una buena base

La alimentación durante el primer año de vida de tu bebé es fundamental. Su sistema digestivo e inmunológico todavía son inmaduros y, por eso, tu bebé será muy sensible a lo que come. Una buena alimentación será sinónimo de una buena salud. Una alimentación inadecuada puede provocar consecuencias inmediatas como diarrea, vómitos o estreñimiento; y consecuencias a largo plazo como obesidad, riesgo de enfermedades cardiovasculares, etc.

La lactancia materna exclusiva es la mejor opción durante los primeros meses de vida del bebé. Sin embargo, para aquellas mamás que no quieren o no pueden amamantar a sus bebés, la opción idónea es la alimentación mediante fórmulas infantiles.

La gama de fórmulas Novalac ha sido creada para cubrir completamente las necesidades nutritivas de tu bebé y sigue las últimas recomendaciones y normativas en vigor. Así, la calidad de la alimentación de tu pequeño está garantizada.

 0-6 meses

La leche, su principal alimento

Desde el nacimiento hasta los 4 – 6 meses, la leche es el único alimento de tu bebé. Después, y siempre siguiendo las indicaciones del pediatra, la dieta empieza a diversificarse introduciendo alimentos progresivamente.

 A partir de los 4 meses

Cereales infantiles sin gluten

Son los primeros cereales que puedes ofrecer a tu bebé. Están adaptados a su sistema digestivo y se preparan en el biberón de acuerdo a las recomendaciones del fabricante. Unas cucharaditas de café al día serán suficientes para empezar.

Verduras

Acelgas, brócoli, judías verdes, calabacines, zanahorias… son algunas de las verduras que puedes empezar a dar a tu bebé. ¿Cómo hacerlo? Puedes mezclarlas en el biberón o dárselas con cuchara. Las puedes mezclar con leche o agua para obtener un puré líquido.

Puedes comprar verduras frescas o congeladas. La mejor manera de cocinarlas es al vapor para que conserven todas sus vitaminas y minerales. Por último, algo importante: no añadas sal.

Frutas

Empieza con las manzanas, peras, plátanos y ciruelas. Se las puedes ofrecer en forma de zumo o puré. Elige las frutas más maduras para tu bebé y si no cocínalas. Introdúcelas de forma progresiva y no añadas azúcar.

 A partir de los 5 meses

Derivados lácteos

Tu bebé puede empezar a comer yogures o queso blanco. Asegúrate de elegirlos naturales y no azucarados. Una o dos cucharaditas al final de la comida es una alternativa perfecta a la fruta.

Los productos lácteos no deben sustituir a la leche ya que ésta sigue siendo un elemento esencial en la alimentación del bebé. Hasta que cumpla el año, debe consumir 500 ml diarios. Y, muy importante, la leche de vaca no está adaptada a las necesidades del bebé. Siempre debes utilizar leche de continuación o leche 2 al menos hasta los 12 meses de edad.

 

6-12 meses

El destete

Tu bebé ya tiene 6 meses. Ha crecido mientras desarrollaba muchas y nuevas habilidades. Ahora está preparado para descubrir nuevas texturas y sabores. Progresivamente su alimentación se parecerá cada vez más a la tuya.

Es la etapa del destete, es decir, el cese parcial o total de la lactancia materna para introducir una leche infantil y/o empezar a diversificar la alimentación del bebé.

Todos estos cambios en su alimentación pueden provocar pequeños trastornos digestivos en el niño: incremento de gases, distensión abdominal, cólicos, saciedad, regurgitaciones, estreñimiento, riesgo de alergia, etc.

La alimentación y una fórmula adaptada, puede ayudar a aliviar estos pequeños trastornos. Las fórmulas adaptadasde continuación Novalac responden eficazmente a cada uno de estos pequeños trastornos digestivos. En caso de duda, consulta con tu pediatra o farmacéutico.

Algunos consejos para la introducción de alimentos:

  • Disfruta de este proceso tan importante en la vida de tu bebé. Ten paciencia y diviértete.
  • No introduzcas más de un alimento nuevo a la vez y siempre en pequeñas cantidades: tu bebé necesita tiempo para descubrir y apreciar los nuevos sabores.
  • Si notas que algún alimento no le gusta, no insistas. Ofréceselo de nuevo más adelante.
  • Los alimentos se clasifican en 5 categorías: frutas, verduras, derivados lácteos, huevos y, por último, carnes y pescados. Una alimentación equilibrada debe incluir al menos un alimento de cada categoría cada día.
 A partir de los 6 meses

Cereales infantiles

Puedes ofrecerle diferentes variedades, también cereales con gluten.

Huevos

Empieza con media yema de huevo por semana. Hasta el año, no se la des triturada. Puedes mezclarla, por ejemplo, con puré de patata.
Importante: si tu hijo es alérgico (tendencia a padecer asma, alergias alimentarias, eccemas…), o si hay personas con alergias en el entorno del niño (padres, hermanos…), se recomienda esperar hasta su primer cumpleaños para introducirle los huevos.

Carnes y pescados

Elige carnes y pescados “magros”, como la carne de vacuno, ternera, pollo, pavo, merluza, pescadilla, lenguado o bacalao. Dos cucharaditas de café al día son suficientes para bebés de 6 meses. Alterna carnes y pescados y mézclalos con las verduras.

Como en el caso del huevo, no se recomienda la introducción del pescado hasta el año, en aquellos niños con riesgo a desarrollar alergias.

 A partir de los 7 meses

Derivados lácteos

Puedes ir aumentando las cantidades y ofrecerle a tu bebé 3 o 4 cucharaditas de café de productos lácteos tipo yogur al día. También es el momento de introducir diferentes tipos de quesos, inicialmente en forma cremosa.

 A partir de los 8 meses

Verduras y hortalizas

El bebé puede empezar a descubrir hortalizas como el tomate o el pepino.

Pastas

Elige pastas suficientemente finas que puedan mezclarse con la sopa o con el puré de patatas. La pasta puede reemplazar a las verduras varias veces a la semana.

Frutas

Es el momento de descubrir las frutas rojas, los cítricos, el kiwi o las uvas. Cuidado con las pieles y semillas.

 A partir de los 9 meses

Carnes y pescados

Tu bebé está preparado para comer otras carnes, como la del cerdo, el cordero o el conejo, y también para probar el pescado azul. Puedes cocinar las carnes a la parrilla.

 

 ¡Un año!

Tu bebé ya tiene un año y su dieta es cada vez más diversa y rica. Seguramente ya muestra sus gustos y preferencias.

Huevos

Puedes introducir en su dieta la clara de huevo, pero siempre en forma de huevo cocido (huevo duro).

Derivados lácteos

Si a tu bebé le gusta, puede comer un derivado lácteo en cada comida.

En cuanto a la leche debes seguir las recomendaciones que ya te hemos dado: la leche de vaca todavía no es adecuada para él y lo ideal es una leche adaptada de crecimiento. Esta es la opción correcta para él hasta los 3 años. Debe beber 500 ml diarios.

Patatas

Puedes ofrecérselas en todas sus formas 1 o 2 veces por semana.

Legumbres

Con 15 meses puedes introducir las legumbres: cocínalas suficientemente y tritúralas hasta que el bebé las pueda masticar.