El experto responde

Usted está aquí

 

Cuando tienes un bebé, cualquier situación cotidiana puede provocarte una duda. En esta sección podrás plantearnos tus preguntas y un equipo de expertos en nutrición infantil y pediatría te responderá. ¡También puedes consultar nuestras preguntas frecuentes!

 Preguntas frecuentes

Alimentación

 ¿Qué cantidad debe tomarse de leche de continuación?

Los niños que se alimentan con leche de continuación deben tomar entre 300 y 500 mililitros al día.

 ¿Qué alimentos no son recomendables por riesgo a atragantamiento?

Si tu hijo tiene menos de 4 años debes tener mucho cuidado con los atragantamientos. Cuando el niño no puede masticar bien un alimento, intenta tragarlo entero. Por ello, no debes ofrecerle frutos secos, verduras y frutas duras crudas (zanahoria, manzana), palomitas, uvas, pasas, trozos de carne, queso…

Por el mismo motivo, no debemos dejar al alcance del niño objetos redondos con forma de moneda o plegables como por ejemplo los globos.

 ¿Puedo introducir el huevo en la alimentación de mi hija de 8 meses?
Los 8 meses son una edad adecuada para introducir el huevo. Primero la yema cocida y más tarde también la clara. Pero recuerda que siempre debes seguir las instrucciones del pediatra para introducir nuevos alimentos en la dieta de tu bebé.
 ¿Cuándo puede comer fruta mi bebé? 

La introducción de la fruta se realiza habitualmente entre el 4º y 5º mes. Se empieza con los zumos para seguir posteriormente con papillas o purés de manzana, plátano y pera. Las frutas suponen un gran aporte de fibra que facilita el tránsito intestinal.

 ¿Cómo detectar alergias o intolerancias a determinados alimentos?

Los síntomas de una reacción alérgica, según de qué alimento se trate, pueden ser vómitos, diarreas, dolores abdominales, crisis de urticaria, pequeños edemas en labios y lengua, eczemas, asma e infecciones otorrinolaringológicas repetidas. También podría ser un indicador una fuerte caída de la curva de crecimiento del bebé, hecho que puede controlarse mediante un seguimiento de su cartilla sanitaria.

Es importante tomar algunas precauciones a la hora de introducir alimentos en la dieta del bebé:

  • Los alimentos deben introducirse de uno en uno para poder detectar posibles reacciones alérgicas.
  • La alimentación complementaria no debe introducirse antes de las 17 semanas de vida.
  • La introducción de más de 4 alimentos, antes de los 4 meses de vida, se asocia con el aumento de aparición de dermatitis atópica a corto plazo.
  • Evita la introducción de cereales con gluten antes de los 4 meses y después de los 7 meses.
  • Se debe tener especial cuidado con los huevos, pescados, nueces y mariscos.
  • Hasta los 12 meses se recomienda evitar los alimentos más alergénicos: cacahuete, clara de huevo, avellanas, almendras, guisantes, apio, algunas frutas exóticas, marisco, mostaza, especias…
  • Las frutas y verduras deben cocerse siempre (antes de reducirlas a puré o compota), puesto que su cocción reduce y disminuye su potencial alergénico. 

     

 ¿Debe ofrecerse agua al bebé?

No es necesario ofrecer agua a los bebés durante los primeros seis meses de vida.

Los niños alimentados con leche materna, por norma general, siguen mamando frecuentemente incluso cuando han comenzado la alimentación complementaria. Esto significa que no suelen necesitar ningún aporte extra de agua, aunque tampoco pasaría nada si, mientras ingieren alimentos que pudieran generar sed, se les ofrece un poco.

A partir del año y hasta los 3, los niños deberían tomar aproximadamente 1,3 litros de agua. Esta cantidad se obtiene sumando el agua que proviene de los alimentos y la que los niños beben.

 Si mi bebé regurgita, ¿significa que está lleno?

La regurgitación es frecuente en lactantes, sobre todo después de las tomas, y si se les acuesta en la cuna immediatamente después de comer.

La regurgitación, siempre y cuando el bebé presente buen aspecto y gane peso, carece de importancia y es consecuencia de la inmadurez del tracto digestivo a esas edades. Para mejorar los síntomas, puede utilizarse una fórmula anti-regurgitación administrada en tomas más pequeñas y seguidas.

 ¿Cuándo se debe introducir la leche de vaca en su dieta?

Antes de la introducción de la leche de vaca, que muchos expertos recomiendan atrasar hasta los 2-3 años, se puede utilizar la leche de crecimiento, también conocidos como fórmula 3. Estas fórmulas tienen el aporte justo de proteínas, vitaminas y minerales y un menor contenido en grasa saturada.

Desarrollo Motriz

 ¿Por qué es bueno que gateen los niños?

El gateo favorece el desarrollo de la visión, del lenguaje, de la orientación, del equilibrio, de su autonomía y dispone al bebé para posteriores aprendizajes. Por lo tanto, es bueno favorecer el gateo y no insistir en que camine. Déjale en una superficie limpia, plana, sin objetos que puedan lesionarle y coloca alguno de sus juguetes para que trate de alcanzarlos, gatea con él, llámale…

 ¿A qué edad debe dar sus primeros pasos?

No existe una edad exacta para que el bebé empiece a caminar. Algunos bebés empiezan a caminar a los nueve meses, mientras que otros lo hacen a los 12 o 13 meses. El caminar temprano o no, suele estar relacionado con el físico del bebé, con su peso, estatura, si padece o no algún trastorno, si realiza ejercicios, si recibe o no estímulos en ese sentido…

No debes preocuparte por este tema. Sólo, si a partir de los 18 meses tu bebé aún no camina, consúltalo con el pediatra y él te orientará.

 ¿A partir de qué mes debe mantener la cabeza erguida mi bebé?

Cuando el bebé cumple 7 meses, generalmente, se mantiene sentado cada vez más tiempo además de intentar mantener la cabeza erguida.

Trastornos

 Mi hija tiene 4 años y creo que orina pocas veces al día. ¿Cuál es el número normal de veces que tiene que orinar?

El número de micciones varía a lo largo de la infancia y depende de la ingesta de agua, del estado emocional, de la temperatura ambiente, del tamaño de la vejiga… Desde el primer año y durante el segundo, el niño orina entre 15 a 25 veces y elimina una cantidad de orina en torno a los 250 a 450 centímetros cúbicos.

A medida que el niño crece, disminuye el número de micciones y aumenta el volumen de orina eliminado. De esta manera, a los 4 años, sería normal que tu hija orinara entre 6 a 10 veces, y expulsara de 600 a 700 cc al día.

 Mi bebé está estreñido. ¿Qué puedo hacer?

El estreñimiento consiste en hacer pocas deposiciones pero, sobre todo, hacer deposiciones duras, bolas que hacen daño y que incluso provocan fisuras al ser expulsadas. El hecho de realizar una deposición blanda cada 2, 3, 7 ó 10 días NO es estreñimiento, suele ser normal y no produce ninguna molestia ni cólicos.

Muchos niños alimentados al pecho, hacia el mes o mes y medio, dejan de hacer las 4 a 15 deposiciones al día y pasan a hacer 1 vez al día o cada varios días; eso sí, hacen deposiciones de mayor volumen cuanto más tardan, pero siempre blandas. No sirve de nada y puede ser incluso perjudicial el estimularles con bastoncillos o supositorios de glicerina.

Tampoco hay que ofrecerles infusiones laxantes ni zumos de diversas frutas. Estos estímulos suelen generar dependencia. Además, ofrecerles infusiones y zumos puede acabar precozmente con la lactancia, ya que a más zumo, menos maman y el pecho fabrica menos leche.
Si la lactancia es artificial, existe la opción de utilizar leches adaptadas anti-estreñimiento.

 Mi pequeño no para de llorar por las noches y me han dicho que es por los cólicos. ¿Qué debería hacer?

Los cólicos del lactante son episodios de llanto que suelen durar alrededor de 2-3 horas al día, suceden más de 3 días a la semana y durante al menos 3 semanas. Suelen aparecer por la tarde-noche. El bebé estira y encoge las piernas, y muestra una expresión de dolor, ventosea, etc.

Se dice que son dolores abdominales, pero no se sabe a ciencia cierta y se han intentado relacionar con alergias, exceso de gases, hipermotilidad intestinal, temperamento, sobrecarga de estímulos, etc.

Siempre hay que descartar alguna enfermedad y comprobar que la técnica de lactancia es correcta, ya que esto puede ser causa de llanto. En cualquier caso, el llanto es una forma de comunicación del lactante que indica una necesidad, pero no siempre significa hambre. Además de hambre, el niño puede tener sueño, cansancio o, simplemente, necesidad de contacto o de estar en brazos. Responder precozmente al llanto y tomarlo en brazos mejora los cólicos más que el tipo de alimentación o cualquier otra intervención.

En muy pocos casos el llanto puede ser consecuencia de alergia a las proteínas de la leche de vaca (u otro alimento que toma la madre). En este caso, la madre puede suspender la ingesta de lácteos durante una semana. Si el problema persiste, puede volver a comer igual que antes.

Es importante mantener la calma, no se debe agitar al bebé o enfadarse con él. Si el llanto del bebé pone muy nervioso a uno de los padres, es preferible que intente calmarlo aquél que esté más relajado.

En el caso de que el bebé esté siendo alimentado con lactancia artificial puedes utilizar, siempre siguiendo el consejo del pediatra, una fórmula adaptada anti-cólico.

Vacunas

 ¿Qué son las vacunas?

Las vacunas son una herramienta para prevenir muchas enfermedades infecciosas que anteriormente eran muy frecuentes y que pueden afectar a nuestra salud pudiendo provocar incluso la muerte. La mayor parte de las vacunas contienen el germen causante de la enfermedad, bien muerto o bien debilitado, con el objeto de preparar a nuestro cuerpo para que sepa responder ante una infección.

 ¿Qué enfermedades pueden evitar las vacunas?

Hepatits B, Difteria, Tétanos, Tos ferina, Polio, Haemophilus influenzae tipo b (Hib), Meningococo del grupo C, Neumococo, Sarampión, Rubeola, Parotiditis, Varicela.

 ¿Cuántas vacunas necesita un niño durante los primeros 2 años de vida?

Se recomienda administrar las siguientes vacunas antes de cumplir los 2 años:

  • 3 vacunas frente a la Difteria, Tétanos, Tos ferina, Polio, Hib y Hepatitis B. Estas 6 vacunas se administran bien en una sola inyección (hexavalentes) o bien en dos inyecciones (pentavalentes) a los 2, 4 y 6 meses de edad.
  • 3 vacunas frente al Meningococo C, en una inyección a los 2,4 y 6 meses de edad.
  • 4 vacunas frente al neumococo, en una inyección a los 2, 4, 6 y 18 meses de edad.
  • 1 vacuna frente al Sarampión, Parotiditis (paperas) y Rubéola a los 15 meses de edad.
  • 1 vacuna frente a la Varicela a los 15 meses de edad.
  • 1 vacuna frente a la Difteria, Tétanos, Tos ferina, Polio y Hib, en una sola inyección a los 18 meses de edad.
 ¿Pueden producir fiebre las primeras vacunas?

Las vacunas pueden producir efectos secundarios que por lo general son muy leves como dolor en lugar del pinchazo, un poco de fiebre o incluso un sarpullido, dependiendo de cada vacuna.

Debemos distinguir:

  • Fiebre: es la elevación de la temperatura corporal por encima de 38Cº hasta 40 ºC. Ver más.
  • Febrícula: cuando la temperatura no llega a 38ºC, popularmente conocida como “décimas”.

La fiebre y/o febrícula se pueden controlar adecuadamente con paracetamol. Si bien, sólo debe administrase si aparece fiebre tras la vacunación, no tanto como preventivo, ya que podría interferir en la respuesta inflamatoria y su eficacia.

Excepcionalmente, una vacuna puede desencadenar reacciones graves en personas alérgicas a ese preparado o con otro tipo de circunstancias especiales. Por este motivo se recomienda su control y administración por profesionales sanitarios y la permanencia en el centro de vacunación durante 15-20 minutos tras la vacunación.

Día a día y crecimiento

 Mi hijo pasa mucho tiempo viendo televisión, ¿debo tomar medidas?

El riesgo de adicción a la televisión en edad escolar existe y su inicio se relaciona con un consumo mínimo diario de dos horas de TV. La exposición a escenas de violencia, sexo explícito, mantenimiento de estereotipos machistas, etc. puede conllevar violencia de todo tipo, incomunicación, pasividad, obesidad, problemas escolares y de socialización.

Para impedir estas situaciones, podemos tomar algunas medidas:

  • Debemos evitar que cada niño tenga en su habitación televisión u ordenador.
  • No se debe utilizar la televisión como canguro o elemento de distracción en las comidas.
  • Los menores de 10 años no deberían ver tv solos.
  • Es bueno consensuar con los hijos mayores el tiempo diario de exposición a pantallas.
 ¿Cuándo es conveniente sacar al bebé de nuestra habitación?

Se aconseja que esto se produzca en torno a los 4 meses. El objetivo es ayudar al bebé a adquirir hábitos que generen una buena calidad del sueño del niño.

Algunas medidas para conseguirlo son: generar un ritual afectivo agradable previo al sueño y no introducir objetos o hábitos que después tengamos que retirar, por ejemplo beber del biberón o cantarles para que concilien mejor el sueño.

Debe evitarse dormir al pequeño en brazos y también acostarlo dormido, salvo en los menores de 4 meses que se duermen habitualmente en las tomas. Deben acostarse en torno a las 20 o 21 h, con la luz apagada de la habitación y, preferentemente, sin chupete.

 Mi hijo tiene 9 meses y aún no tiene ningún diente, ¿debo preocuparme?

No. La salida de dientes presenta una amplia variabilidad y puede relacionarse con antecedentes familiares y constitucionales. Pese a ello, el orden de aparición suele ser universal, de esa manera, suelen brotar primero los incisivos centrales inferiores, en torno a los 6 a 10 meses. Posteriormente los incisivos centrales superiores, que lo hacen sobre los 8 a 12 meses. Los últimos que aparecen son los segundos molares, aproximadamente entre los 25 y 33 meses.

 ¿Cuándo oiremos sus primeras palabras?

Alrededor del año aproximadamente, los bebés suelen pronunciar su primera palabra.

Entre los 9 y 12 meses, los bebés empiezan a duplicar sílabas: ma-ma-ma, pa-pa-pa…

 ¿Es recomendable que el bebé duerma boca abajo?

No, no es recomendable que duerma boca abajo ya que sus vías respiratorias se pueden obstruir, disminuyendo la entrada de aire y pudiendo provocar asfixia. Es mejor que duerma de lado, aunque lo ideal es que duerma boca arriba por ser la forma más segura.

Higiene

 ¿Puedo lavar al bebé siempre con jabón?

Se puede bañar al niño diariamente, a ser posible, con una esponja natural y con jabón neutro o ligeramente ácido.

La temperatura del agua será de unos 36 ºC los primeros días y después de unos 32 ºC.

La duración del baño deberá ser de unos 5 minutos aproximadamente.

 ¿Hasta cuándo debo curarle el ombliguito?

Hasta la caída del cordón que suele producirse en los primeros 7-14 días. Para limpiarlo, se deben dar unos toques con alcohol de 70 grados o con una solución antiséptica indicada por el pediatra. A continuación, se cubre con una gasa seca. Esta operación se repite 2 veces al día.
Una vez caído el cordón, se debe aplicar un poco de mercromina transparente (nunca solución yodada) en el ombligo tras el baño.

 ¿Cuándo puedo cortarle las uñas?

Antiguamente se recomendaba no hacerlo antes del mes de vida para que no se infectaran, pero esto no sucede a menos que se corte la piel de los dedos. Las uñas son muy blanditas y se cortan con facilidad, especialmente si las cortamos después del baño. Se deben utilizar unas tijeras de punta redonda.

 

 Plantea tu pregunta

 

Acceder al formulario

Para acceder al servicio de "El experto responde" debes pertenecer al Club Novalac y estar logueado.
Gracias