Cambiar un pañal – Guía para padres primerizos

Usted está aquí

Una rutina sencilla

1 - Limpiar correctamente

Acuesta a tu bebé boca arriba y quítale el pañal sucio. Para limpiar sus genitales puedes utilizar una esponja, gasa húmeda o toallitas desechables.

2 - Cómo cogerlo

Para levantar su culito, la mejor técnica es coger los pies del bebé con la mano no dominante y subirle las piernas suavemente. Con la otra, retira el pañal sucio y límpiale, siempre de delante hacia atrás, para evitar infecciones, en especial si es niña.

3 - Secar y aplicar crema

Secar cuidadosamente su culito, los pliegues de la piel y aplicarle una crema hidratante protectora de uso pediátrico.

4 - Colocar bien el pañal

Levanta su culito y pon debajo el pañal a la altura de su cintura. Ahora, dobla la parte delantera del pañal hacia su abdomen y ciérralo pegando el adhesivo cuidando que no quede demasiado apretado. Si el cordón umbilical no está curado aún, asegúrate de dejar al aire su ombliguito.

5 - Ya puedes vestirlo

Ya puedes vestirloRecuerda que vas a cambiarle los pañales entre 8 y 10 veces diarias, así que hazlo con ropita fácil de quitar y poner.

Consejos

  • La temperatura de la habitación en la que vas a cambiar el pañal de tu bebé ha de ser cálida
  • Cubre el cambiador con una tela o toalla agradable al tacto
  • Para evitar que la piel se irrite, comprueba con frecuencia el estado del pañal y cámbialo cada vez que sea necesario

Protege la piel que cubre el pañal

a humedad, la acción irritante de la orina y las heces y el rozamiento del pañal, pueden provocar la aparición de salpullido, irritación, granos, ampollas o llagas. Es lo que se conoce como dermatitis del pañal. El modo de evitar que tu bebé sufra esta molestia es cambiar le el pañal con frecuencia, limpiarle correctamente y aplicar en la zona una crema protectora adecuada. La crema deberás aplicarla después de cada cambio de pañal sobre la piel limpia y seca, insistiendo en los pliegues. Las más indicadas para ello son las que contienen óxido de zinc en su composición, elemento con propiedades absorbentes y aislantes que actúa como barrera y evita el contacto de la piel de tu bebé con los agentes irritantes. Debe respetar su pH cu táneo –para evitar irritaciones– y haber sido testado dermatológicamente.

quote1 Cambiar un pañal – Guía para padres primerizos

Algunos trucos

img2 Cambiar un pañal – Guía para padres primerizos

1 - Momentos de ternura

Cuando son recién nacidos, la posible falta de experiencia y el cuidado que el bebé necesita cuando lo movemos hace que cambiar el pañal sea una tarea en la que invertimos un buen rato. Con el tiempo, cambiar el pañal se acaba convirtiendo en una rutina y será un momento excelente para acariciarlo, hacerle mimos y hablarle con dulzura.

2 - Distraer a tu bebé

Algunos bebés se enfadan, lloran y se agitan mucho cada vez que pretendemos cambiarles el pañal. Tanto es así que llega a convertirse en una tarea difícil que puede ocuparnos mucho tiempo. El truco para conseguir que se estén más quietos está en conseguir que se distraigan. Para ello, prueba a utilizar algún juguete o cualquier otro objeto que llame su atención.

3 - Evitar tener que volver a empezar

Es habitual que el bebé vuelva a hacer sus necesidades mientras lo estamos cambiando. La sensación que tienen al desnudarlos para asearlos puede tener este efecto. Puedes evitarlo colocándole encima una toalla y procurando que transcurra el menor tiempo posible desde que retiramos el pañal sucio hasta que volvamos a colocarle uno limpio.

4 - Cuando tiene suelta la barriguita

Si tu bebé sufre diarrea, las deposiciones y los continuos cambios de pañal pueden provocar irritación en su delicada piel. Ante esta situación, es conveniente limpiarle el culito con una esponjita muy suave y agua tibia en dos recipientes, uno con un jabón neutro y otro sólo para aclarar.

Cuando estés fuera de casa

La higiene del bebé no debe descuidarse en ningún momento. Un poco de previsión te facilitará la tarea de cambiar el pañal aunque no estés en tu domicilio:

  • Prepara una bolsa con los pañales necesarios para el tiempo que tengas previsto estar fuera. No olvides incluir en la bolsa toallitas húmedas, crema hidratante, cambiadores desechables, ropita de recambio por si fuera necesario y una bolsa de plástico en la que introducir los pañales sucios.
  • En los lugares públicos, cada vez es más frecuente encontrar espacios adecuados para la tarea de cambiar al bebé. Si no es así, busca una superficie plana en la que colocar el protector o el cambiador desechable sobre el que apoyar bien la espalda del bebé.

quote2 Cambiar un pañal – Guía para padres primerizos

Repavar Pediátrica Crema Pañal

La crema pañal de Repavar, con aceite de rosa mosqueta, combina el óxido de zinc con otros elementos cuya acción hidratan, regeneran y nutren la piel, aliviando los síntomas de la dermatitis del pañal.

img3 Cambiar un pañal – Guía para padres primerizos